5 PASOS PARA HACER TU PROPIA CAVA EN CASA

Si te apasiona el vino y deseas tener un espacio en casa en donde puedas guardarlo para compartirlo con tu familia y amigos, esta nota es para ti. Lo más importante para montar tu cava, es encontrar el lugar indicado donde almacenar el vino. Por eso es bueno tener buena información y seguir las recomendaciones de los expertos; a continuación, les dejamos algunos tips a seguir.

1) Lugar y temperatura. Para tener una cava propia no es necesario comprar una cava eléctrica. Puedes utilizar algunos espacios de la casa como un sótano, un pasillo o hasta un closet. Lo indispensable es que sea un lugar con poca luz, fresco, ventilado y sin vibraciones que puedan alterar el vino.

El lugar ideal debe tener una temperatura que vaya de los 15° a los 18°C para los vinos tintos, y entre 5° y 10°C para los blancos. Deben tratar de cuidar las botellas de los cambios de temperatura, para que repose y evolucione adecuadamente. Si vives en zonas de mucho calor, podría ser necesario usar métodos artificiales, como sistemas de refrigeración instalados por profesionales para evitar que se altere la correcta evolución del vino.

2) Humedad. Si el ambiente es muy seco o hay un exceso de humedad, el corcho puede deteriorarse y el vino corre el riesgo de malograrse por el ingreso de aire en la botella. Por ello, los expertos recomiendan que la humedad se encuentre entre un 70 y 80 % pues, si hay un exceso, el corcho puede pudrirse.

3) El vino: No todo el vino que se compra se bebe de inmediato, algunos necesitan reposar más que otros. Por eso es importante saber qué está comprando e informarse sobre las características del vino en la etiqueta. Con qué variedad se elaboró, grado de alcohol, lugar de origen, tiempo de guarda, etc. Para una cava hogareña debería contar, como mínimo, con 15 o 18 botellas.

4) Los estantes. Depende del presupuesto que tenga. Pueden ser repisas de madera o muebles especiales, pero deben permitir que los vinos reposen de manera horizontal y así evitar que el corcho se seque y el contenido se oxide.

5) Posición de las botellas. Se debe colocar las botellas de tal modo que haya un contacto constante del vino con el corcho, para que así permanezca húmedo e impida la entrada de oxígeno (lo cual haría que el vino se avinagre). La posición ideal es acostada, incluso cuando ya fue abierta.

Con estas recomendaciones y sugerencias ya no esperes más. Estás listo para armar tu propia cava en casa.

Suscríbete

Recibe informacion útil en tu correo electrónico


Al suscribirte aceptas nuestra Politica de Privacidad