Endulza tu invierno: 4 postres limeños que no debes dejar de comer

Con la llegada del invierno y el descenso de la temperatura en la ciudad, es cada vez más común que a uno le urja la necesidad de aumentar el contenido calórico en algunas de sus comidas. Como muchos sabemos, aunque pocos admitimos, no hay forma más deliciosa de mantenernos a gusto en esta fría temporada que engreírnos a la hora del postre. Cualquier momento del día es perfecto para disfrutar de un dulce, así que, aprovechando la proximidad de las fiestas nacionales, les traemos una ruta con cuatro postres peruanos que no debes dejar de comer en el mes de julio.

 

Arroz con leche:

Un postre que, pese a no ser exclusivo del Perú, tiene sus orígenes en nuestro país incluso llegando a ser uno de los dulces de mayor tradición. De consistencia cremosa, el arroz con leche peruano es un postre de gran versatilidad; pudiendo disfrutarse tanto frío como caliente, además de podérsele agregar pasas, canela, coco, entre otros ingredientes al gusto.

¿Dónde probarlo?

En el número 471 del Jirón Leoncio Prado, Magdalena, podemos encontrar la Dulcería Santa Rosa, donde Doña Rosa mantiene su reinado tras 45 años ininterrumpidos de labores reposteras tras una vitrina que contiene un poder casi hipnótico.

Mi Dulce Cia. La tradición de Teresa Izquierdo continúa con su hija Elena quien abrió este pequeño y acogedor espacio para los amantes de los postres de antaño. Aquí encontrará el mejor arroz con leche. Encuéntrelo en Calle Ignacio Merino 489, Miraflores.

 


 

Suspiro a la limeña:

De un dulzor inigualable, le debemos a los españoles la existencia de uno de los postres más representativos del Perú y es que, fue a partir de la Conquista que tuvimos acceso al manjar blanco y al merengue, dos de los principales ingredientes del delicioso manjar limeño. Cuenta la historia que el postre fue bautizado por el poeta peruano José Gálvez, al ser descrito como “suave y dulce como el suspiro de una mujer.

¿Dónde probarlo?

En el número 1113 de la Av. Benavides, Miraflores, se encuentra Maga mis suspiros, donde podemos encontrar la mayor variedad de suspiros a la limeña de la capital; encontrándolo en su forma tradicional, así como en hasta 18 sabores diferentes, siendo algunos de los más pedidos los de chirimoya, lúcuma, chocolate y mango.

El señorío de Sulco, Malecón Cisneros 1470, Miraflores, lleva más de 30 años encantando a sus comensales con la más exquisita cocina peruana. Los postres no se quedan fuera, aquí podemos encontrar el suspiro a la limeña en su versión tradicional, así como en la novedosa versión helada.

 


 

Picarones:

Han sido parte de la tradición peruana desde el siglo XVII, donde pregoneras ofrecían, entre anticuchos y choncholíes, un empalagoso manjar de forma redondeada y bañado en deliciosa miel a todos aquellos asistentes a las procesiones religiosas de la época. Este tradicional postre peruano, luego de trescientos años ha extendido su reinado con gran éxito a las carretillas y restaurantes de la capital enamorando a más de uno desde el primer bocado.

¿Dónde probarlo?

En el Jirón Zepita 214, junto al puente de los Suspiros en Barranco, se encuentra Tío Mario. El restaurante, famoso por sus anticuchos, lleva décadas endulzando paladares con sus también reconocidos picarones, uno de sus secretos: abundante miel de chancaca.

En Glotons; ubicado en la Av. Comandante Espinar 529, Miraflores, encontramos unos de los picarones más famosos de Lima. Lo mejor, los puedes encontrar disponibles las 24 horas del día.

 


 

Mazamorra Morada:

Es uno de los más tradicionales postres limeños, sus orígenes datan desde épocas pre hispánicas, donde los Incas solían llamarlo ishkupcha. Pero no fue hasta la etapa del Virreinato donde, fruto del mestizaje, el dulce adquiere el nombre y la composición que ahora ostenta. Fue la mezcla de frutos secos traídos de España, así como su variedad de ingredientes los que le dieron el nombre de mazamorra; un nombre que en un principio no tuvo las mejores intenciones, ahora no puede evitar conectarse al lado más dulce del corazón.

¿Dónde probarlo?

Manjares dulces peruanos, Av. San Luis 1984, San Borja, ofrece un repertorio tradicional. Desde ranfañote, mazamorras y champús. Pregunte por la Sra. Gloria Balarezo, experta dulcera y dueña del local, o por alguno de sus hijos con quien trabaja. Encuéntralos en alguno de sus tres locales en San Borja o en el nuevo local de Plaza Lima Sur.

 


Por David Palti

Suscríbete

Recibe informacion útil en tu correo electrónico


Al suscribirte aceptas nuestra Politica de Privacidad